El espectáculo de la desintegración.

OLA K LEE?

¡situacionismo y post-escapismo!
Published: 1 month ago

Nathan Fake y los ritmos de la desintegración

Nathan Fake extiende su mano hacia su equipo, acciona y de ahí desprende un destello de ritmos acompañados de una profundidad que es progresiva y psicodélica. Todo esto tuvo origen en el 2006, cuando James Holden transformara su épico The Sky Was Pink en un himno de tecno progresivo que sigue causando impresión y devastación en la pista de baile.  Por su lado, Nathan Fake solidificó su IDM melódico, siguiendo la pista de Holden, hacia un tecno floreado, kaleidoscópico y potente. Sus discos Hard Islands, Steam Days y Providence son muestra de una evolución que es compleja y siempre directa, con tonos melancólicos y soñadores.

Su más reciente disco es el EP Sunder (Romper), editado en Ninja Tune, ya está lejos de sus días en el sello Border Community, y en él muestra los tracks más profundos que Fake haya realizado hasta hoy, llenos de capas, texturas y atmósferas que parecen romperse y desintagrarse en nada.

Entrevistamos a Nathan Fake, previo a su visita al a XV edición de Mutek México.

EJIVAL: En la era Sky Was Pink, la música bailable de vanguardia giraba hacia el minimal techno, pero llegaron ustedes y le dieron la vuelta con una psicodelia electrónica muy frondosa. Tú y el resto del colectivo Bedroom Community se distingueron por no sonar tan simples, por así decirlo.

Nathan Fake: Sí eso fue ya hace tiempo, hablas de minimal techno, y sí, el puente hacia ello fue el remix que le hizo James Holden. La original era algo ruidoso y muy al estilo del shoegaze. En esa época estábamos muy metidos en el género “electrónica” escuchando cosas de Warp, Aphex Twin, etc. James Holden giraba más hacia el trance. Entonces lo que hicimos fue mezclar todas esa cosas, esas influencias. Por alguna razón los medios nos ligaron al minimal techno. No era lo que esperábamos, por así decirlo, terminar ahí. Todo bien.

E: Me imagino que durante todo este tiempo tus recursos para producir música han cambiado, suponiendo que antes tenías recursos limitados para producir, a diferencia de hoy, que has de tener muchos más.

NF: Sí, antes tenía lo básico, una PC, que para esa época creo que era normal. Cuando inicié, usaba hardware, aparatos como la Roland Groovebox y cajas de ritmos. En aquel entonces se sentía que usar una computadora era una progresión, ya que podías hacer más. Así que empezamos a hacer todo en software, James también. Y sí, con el tiempo mis técnicas de producción han cambiado de muchas formas, pero al mismo tiempo mi acercamiento a la producción es el mismo.

E: Sunder es una grabación muy rica en texturas, compleja e inmersiva. Muy profunda, incluso más que tu disco anterior, Providence (Ninja Tune, 2017).

NF: Todo es una progresión gradual, desde que empecé a realizar música. Providence es un disco muy limpio, muy bien mezclado, me encanta cómo suena. Creo que Sunder es una reacción contra eso, algo más crudo, a pesar de ser melódico y profundo. Fue muy rápido, usando equipo nuevo y aprendiendo a hacer nuevos sonidos. Siempre trato de hacer cosas diferente a lo anterior. Providence fue el mejor resultado de ese acercamiento en algo divertido. Sunder tiene un tono más triste, melódicamente.

E: ¿Y en vivo, en la pista de baile, cómo es ese acercamiento?, ¿qué tanto cambia del disco?

NF: Lo cambio mucho cuando lo toco en vivo, especialmente Sunder, que son tracks más bailables, las versiones en vivo son más densas y duras. Las de Providence cambian mucho más, ya que no es un disco en para la pista de baile. Cuando tocaba las de Providence en vivo no eran para bailar, pero han evolucionado a eso, a algo muy duro y es lo que estaré haciendo en vivo para Mutek.

La música para mí y para mucha gente es escapismo, cuando la escribo y cuando la trabajo también, en un club o en un festival, definitivamente la audiencia trata esto de esa manera.

E: Dadas las condiciones del mundo actual, siento que estos discos son un buen lugar para escapar. No sé cómo percibes a tu audiencia cuando está bailando tu música.

NF: La música para mí y para mucha gente es escapismo, cuando la escribo y cuando la trabajo también, en un club o en un festival, definitivamente la audiencia trata esto de esa manera. Y sí, dependiendo de tu forma de ver al mundo, si hay muchas cosas de que sentirse decepcionado este tipo de música instrumental es un perfecto vehículo para desaparecer ahí, una noche o dos y olvidarse de todo, creo que es una de las cosas maravillosas de esto.

E: Tu música tiene una esencia melancólica, triste, y creo que eso es algo que gusta a muchas personas, incluyéndome, ¿por qué crees que sale tu música así?

NF: No estoy seguro, no sé si tiene que ver con el tipo de persona que soy. Al final viene siendo el tipo de melodías y la secuencia de acordes que escribo. También el tipo de música que escucho. Creo que las cosas que conectan contigo emocionalmente es la forma más poderosa de sentir y ver las cosas mediante otros, para mi al menos. Y eso es lo que yo naturalmente le pongo a la música y seguro que mucha otra gente percibe la música de esta manera. Aparte es muy subjetivo todo, depende mucho del escucha. Esos tracks en generales pueden convertirse en esas emociones, en algo poderoso,. Y si lo que hago es capaz de hacer eso en la gente, pues es lo que quiero de mi música, que haga sentir algo.

———————————

No te pierdas a NATHAN FAKE, durante el Nocturne 2 del Festival Mutek México, el 24 de Noviembre del 2018. Compra tus boletos aquí.

Escucha a NATHAN FAKE en Spotify:

Some HTML is OK