El espectáculo de la desintegración.

OLA K LEE?

¡situacionismo y post-escapismo!
Published: 2 years ago

LOW: Sonidos bajo el lento compás de la vida

La música del grupo LOW es, sin duda, un medio perfecto para la creación de imágenes en el interior de cualquier mente tranquila. La música del trío del pueblo de Duluth, en Minesotta, es uno que evoca imágenes, supongo, similares a las que existen en ese lugar, temperaturas bajas, fragilidad gris, paciencia azul y extensas planicies de tierra cubiertas de nieve que se derrite bajo el sol.

El sonido que produce Low es eternamente lento, mínimo e hipnótico. Es la música perfecta para escucharse de noche, apagar las luces del cuarto, encender unas cuantas velas y ver como estas se consumen al lento compás de la música. Los espacios son amplios, las notas extensas y los minutos eternos. Alan Sparhawk en guitarra, Mimi Parker en tarola y platillo, son el núcleo de Low, ambos, marido y mujer, alternan sus delicadas voces a través de una restringida lírica que pinta conceptos alterables y planos. “No puedes confiar en la violencia” se medita en la primera canción de su segundo álbum, Long División (Vernon Yard, 1995), mientras el etéreo bajo de Zak Sally (1994-2005) complementa cuidadosamente la base música sobre la que descansan las escasas notas, percusiones y voces de los primeros dos. Su primer disco, I Could Live in Hope (Vernon Yard, 194), es también altamente recomendable.

Ejival: Estoy muy intrigado por el sonido que Low produce. Son muchas las imágenes que viene a mi mente cuando los escucho, especialmente de mi niñez. ¿Cómo llegaron a esto?

Alan: ¿Es algo en específico lo que recuerdas?, ¿es música o sólo es el recordar? …

Ejival: No, solo que la música me recuerda a …

Alan: ¿ … a ser niño? Tal vez la simplicidad de la misma. Simple y muy (piensa para si mismo) … infantil. (Los cuatro reímos). No sé. Wow, un regreso a la niñez, eso si que es una nueva.

Ejival: Con lo que se esucha en la radio actualmente. Ustedes saben, música con grandes ruidos e guitarra, punk, etc. ¿Por qué se deciden por este tranquilo acercamiento para su música?

Alan: Sólo queremos intentar hacer cosas nuevas. A los tres nos gusta la música, así como sus posibilidades y sus imposibilidades. Pensamos que sería interesante el hacer algo muy mínimo, lento y silencioso. Al principio no estábamos muy convencidos de ello.

Ejival: Existe, musicalmente, una influencia o esto es música que crearon ustedes para ustedes?

Alan: Creo que intentamos hacer música que es original. No estamos tratando de hacer música que suene como algo que ya existe. Tratamos de hacer cosas nuevas y que suene algo diferente, tú sabes. Digo, ser diferente, pienso, que es un extraño concepto; ya que si fuéramos realmente diferentes estaríamos más allá de cualquier cosa que hayas visto. Digo, tocamos con instrumentos muy comunes y tocamos canciones “pop”, supongo. Siempre tratamos de hacer cosas diferentes de lo que escuchamos. La gente menciona a grupos como Joy División o Galaxy 500, pero nunca nos hemos sentado y hemos dicho: “Hay que tomar esto y hacer esto otro”.

Zak: Que yo conozca, creo que no sonamos igual a algo que ya exista.

Ejival: La textura de la música es muy rica, orgánica ¿Es preconcebido el sonido?

Alan: Preconcebido no, más bien es la forma como terminamos tocando. Y obviamente el ser lentos tiende a que la música “flote”, las voces y las melodías también añaden a ese etéreo sonido.

Ejival: Líricamente, ¿qué es lo que se trata de expresar?

Alan: No lo sé, sólo trato de encontrar palabras.

Mimi: Es como un reto. La verdad, no decimos mucho en una canción. No hay mucha letra. Así que siempre tratamos de, buscar la mejor forma de escribir; decimos “Oh, tal vez debiéramos cortar una frase aquí … “.

Alan: Decimos: “Cómo podemos decir estas cuatro líneas en una sola línea”. Buscamos la mejor forma de describir un estado de ánimo o algún pensamiento sin tener que ahogarnos o ser demasiado típicos.

Ejival: Los estados de ánimo que tratan de expresar, ¿tienen que ver on el medio ambiente que les rodea?

Mimi: Bueno, mucha gente atribuye nuestro sonido a las temperaturas frígidas y heladas de donde vivimos. Pero yo no lo creo.

Alan: Tal vez.

Mimi: Sí, tal vez, pero …

Alan: Mucha gente piensa que el frío significa soledad, estar cerca de la muerte o algo así. Yo pienso que el frío únicamente te hace más lento, te hace estar dentro de ti mismo. Los pensamientos, simples pensamientos se convierten en todo tu mundo, ya que no hay nada más que hacer … (se detiene y piensa) … la verdad no sé ni qué estoy diciendo (todos reímos).

Zak: lo que trata de decir es que hace tanto frío en donde vive que ni siquiera puede salir fuera de casa (continúa la risa).

Ejival: ¿Cuándo es el momento en que deciden hacer esto permanentemente?

Zak: Creo que fuimos obligados a tomar esa decisión.

Alan: Cuando alguien se acerca y dice que te pagará por hacer lo que haces, es cuando dices “oh, nunca se me hubiera ocurrido, muy bien acepto”.

Zak: Eso se hace cargo de no tener un trabajo normal durante el día.

Ejival: ¿Alguna vez se vieron haciendo esto como un modo de vida?

Alan: Quien sabe …

Zak: Siempre lo piensas, supongo.

Mimi: Sueñas con ello pero nunca lo tomas en serio.

Zak: Siempre pensé que mi máxima aspiración sería el ir de gira como un “roadie”.

Mimi: Bueno, si lo fuiste por un tiempo.

Zak: Si, lo hice y después me uní a ustedes.

Mimi: Un “rodaje”, eso ha de haber sido una vida de perro, ¿verdad?

Zak: Oh, si, eso es lo que fue.

Ejival: ¿Así que estar en un grupo de rock es todo lo que ustedes esperaban

Alan: Oh no, es muy diferente. Es extraño ya que la primera vez que sucedió fue algo raro, muy extraño, digo, nunca pensamos, que lo que hacíamos le fuera a gustar a la gente.

Mimi: Cuando sucede, esa emoción de estar ahí es probablemente lo más cercano a lo que tú soñaste por primera vez. Y entra más tiempo está uno aquí, lo más lejos que uno siente esa inicial sensación de pertenecer a un grupo de rock. No lo sé, esto es …

Zak: Siempre sucede cosas raras …

Mimi: Siempre está el lado del “negocio”, tú sabes, no siempre es …

Zak: El “negocio” es muy extraño, sí.

Mimi: Toda la gente con la que tienes que lidiar, tú sabes, gente que no quisieras escoger si tuvieras la opción.

Ejival: Pero lo están viviendo, aún así, ¿no?

Zak: Asi es, lo estamos viviendo.

Alan: Sí, te enfrentas a los momentos difíciles. Pero vaya, es divertido. Tocamos las veces que queremos. Tocamos la música que nos gusta y nadie tiene que decirnos cómo debemos hacerlo. Esto es lo que hace que las cosas valgan la pena, y no tomar en cuenta esas otras cosas, tú sabes, cómo …

Zak: … cosas.

Alan: … manejar diez horas a media noche o el saber que alguien ha hecho algo por ti de una forma incorrecta.

Mimi: Si, nos estamos divirtiendo. Si todo terminara mañana yo sé que podríamos ver hacia atrás y decir que si ha valido la pena. Ver el país y tocar nuestra música al frente de gente que la disfruta y el no tener que haber “trabajado” un par de años. Ciertamente no nos estamos enriqueciendo, estamos ganando el mismo dinero que hubiéramos ganado si hubiéramos conservado nuestros viejos trabajos. Que a decir verdad, no es mucho.

Zak: Es extraño pensar en ello, ¿no es así?

———————————————–

Low Velocet

Entrevista publicada en el fanzine Velocet 1.1 de Rafa Saavedra y Robert Proco (verano 1996).

Entrevista realizada en San Diego, Ca., a finales de 1995 en un café por el área de Hillcrest.

Some HTML is OK