El espectáculo de la desintegración.

OLA K LEE?

¡situacionismo y post-escapismo!
Published: 3 years ago

Lovely Music 2014

Esto no es un Top 10 de lo mejor del 2014, sino una colección de discos que logran espacios y estados de ánimo que invitan a ser visitados y absorbidos una y otra vez.

TWTGA
Bing & Ruth – “Tomorrow Was The Golden Age”

Una alusión a cualquier era de oro de cualquier época, a ese espacio entre el sueño y la verdad. Todo explotando lentamente y dejando destellos de cariño y luz. Es un saludo a Feldman, Bryars, Eno y Budd por parte del tecladista David Moore y su ensamble, que exlplora amplitudes de audio y volúmenes melódicos que merecen ser escuchadas en grandes cantidades y por las masas.

 

Grouper
Grouper – “Ruins”

Esta vez el affaire de Liz Harris es más sutil, casi al borde del silencio, al desnudo. Si lo anterior era ofuscado y atrapado en una densa neblina. Esta vez el humo se disipa para revelar las cosas y ver con claridad que el estado de ánimo downer persiste. La fragilidad tal cual, evaporándose aún más, sin nada más que las ruinas que quedan al final del día.

 

Kim Hiorthøy
Kim Hiorthøy – “Dogs”

Los bosquejos rítmicos de Hiorthøy revelan meditaciones breves y caminos profundos hacia algo mayor. En conjunto son juegos de piano y percusión que llevan a posibilidades que trastocan grooves invisibles que permanecen después de ser. Pareciera que fue diseñado para no ponerle atención, pero ahí el error, cuando adentrarse en cada pieza revela pequeñas historias que se expanden como lagos perdidos. Dogs contiene una belleza infantil que es precoz e imparable.

 

Pinkcourtesyphone
Pinkcourtesyphone – “A Ravishment Of Mirror”

De los dos discos que editó Richard Chartier como Pinkcourtesyphone en este 2014 el primero es el que más desconcierta, por dejar esa técnica casi clínica caracteriza su trabajo a cambio de un ambient mucho más cálido y pulsante. Un álbum que explora la decepción y los sueños rotos de Hollywood, espejos de sombras y luz que aparecen y desaparecen bajo una neblina rosa de plástico. Es un gusto perderse aquí, sentirse desorientado, entre voces que te llaman y te ocultan la salida a esta bella pesadilla.

 

David Sylvian
David Sylvian – “There’s a light that enters houses with no other house in sight”

Lo nuevo de David Sylvian es una colaboración con el poeta Franz Wright e incluye también a Christian Fennesz. La pieza huele a Sylvian de principio a fin, desarrollando una detallada progresión que oscila entre un marasmo de cuerdas, pequeños sonidos, piano y elevación continua. Solo la voz de Franz Wright detiene el tiempo de vez en cuando, para sacarte del vuelo y preguntar si alguna vez alguien te ha descrito correctamente la mirada del amor.

 

Lawrence
Lawrence – “A Day In The Life”

El primer álbum ambient de Lawrence es una colección de viñetas que ilustran momentos de la vida diaria. Perecieran ser extensiones naturales de su trabajo tecno, esos parajes invisibles que se vuelcan ante el ritmo y que deseabas y se extendieran hasta el fin. Aquí no llegan tan lejos pero logran una permanencia eficaz, arrastrando imágenes, ideas y obsesiones. Es tal vez el primer disco ambient que puedes llevarte para hacer ejercicio mientras el ritmo de tu corazón pone lo que hace falta.

 

tiento_outside
Thomas Köner – “Tiento De Las Nieves”

El amor es la nieve de la vida, decía el explorador Fridtjof Nansen y para Thomas Köner esta referencia es el punto de partida para desarrollar una pieza de piano llena de claros y oscuros. Todo cae en cámara lenta como copos de nieve, como lágrimas vacías y como gratitud de extraños. Hay una profundidad atonal no escuchada desde el White Arcades de Harold Budd, pero a lo mejor esto que se escucha no es el amor que uno recibe, sino el que uno entrega.

 

lawrence_english_wilderness_of_mirrors

Lawrence English – “Wilderness Of Mirrors”

Lo nuevo de English aplasta hermosamente. Impulsos teutónicos se enfrentan ante olas de sonido que destruyen todo a su paso. Pero no todo es tan dramático, hay una belleza interna que permea entre los drones y el ruido blanco, una delicada línea de sonoridad que amarra todo y que permite que todo siga a esa gran velocidad que atrapa y lleva bien lejos.

 

Deru 1979

Deru – “1979”

Un torrente de recuerdos, de imágenes y suaves melodías en alto perfil analógico define lo nuevo de Deru. Es también un juego, un acertijo y una búsqueda interior. Pero no hay que ir tan lejos, esa calma que propicia 1979 es de hoy, es el eco de lo que quedó, eso que sigue estando, solo que no recordabas que los sueños ambient también pueden salvar, difuminar y extender eso que aún no puedes soltar.

morton feldman

Morton Feldman – “Two Pianos and Other Pieces, 1953-1969”

John Tilbury y Philip Thomas dan vida a estas piezas de Feldman, que se muestran como instrumentos para jugar con el tiempo y el espacio. ¿Cuánto de ese tiempo y espacio es real?. ¿Se habrán visto a los ojos Tilbury y Thomas al grabar estas piezas?. No es clara la determinación y acuerdo para interpretar a Feldman de esta manera, pero el resultado es fascinante, es para escucharse y no escucharse a la vez. Dicen que lo debes poner a bajo volúmen, para que se mezcle entre tus objetos, pero no, hay que treparle y escuchar detalladamente para realmente entender.
 

Have a Comment?

Some HTML is OK