El espectáculo de la desintegración.

OLA K LEE?

¡situacionismo y post-escapismo!
Published: 1 week ago

Le Mans, una despedida pop.

En 1998 el grupo español Le Mans publicó su disco de despedida, el nostálgico y entrañable Aquí Vivía Yo, después de cinco breves años de editar desde Donostia (San Sebastián, País Vasco) memorables y melancólicos discos que coquetearon con el bossa nova, la saudade y el spanish pop.

Entrevisté en 1999 via correo electrónico al guitarrista y compositor de Le Mans, Ibon Errazkin, quien después formaría con con Teresa Iturrioz (bajista del Le Mans), el dúo Single. Errazkin también ha publicado a la fecha tres discos en solitario y ha fungido como productor musical para Carlos Berlanga, Ana D y Nosoträsh.

L (OVE): fue un tema inevitable en el cánon de Le Mans. ¿De qué otra forma se puede contemplar el contenido lírico de Le Mans sin la necesidad de amar?

No estoy seguro de que todas nuestras letras giren en torno a eso. A veces los personajes de nuestras canciones prefieren estar solos a tener que aguantar a alguien… La necesidad de amar es importante, pero no es la única.

E (XISTIR): ¿Con qué fin existió Le Mans?, ¿aburrimiento?, ¿ocio?, supongo que para cada miembro fue diferente la razón de ser del grupo.

Cuando empezamos a tocar fue por curiosidad. No sabíamos si teníamos algo que decir ni si aquello iba a durar más de tres meses. Luego te das cuenta de que hay algo parecido a una vocación, y yo ahora no me puedo imaginar cómo llenarÌa el tiempo si no hiciera música… Otra gente hace deporte, va al monte los fines de semana… En el fondo la vida es muy aburrida y muy absurda y cualquier cosa que parezca darle sentido, aunque sea durante unas horas, se vuelve muy necesaria. O algo así.

 

M (UERTE): Todo va tan mal que es necesario dar fin a Le Mans. ¿Cuáles fueron las causas de dar honrosa sepultura a Le Mans?. ¿Cuáles son los planes inmediatos musicales para la existencia musical post Le Mans?

Nuestra muerte fue más bien: todo va tan bien que es necesario dar fin al grupo. Fue un gesto ascético, por asÌ decirlo. Dejarlo estar antes de echarlo a perder. Para el futuro tenemos algunas ideas, pero poco definidas. Yo quiero grabar un disco instrumental a finales de este año, y poco más puedo decir de momento…

Para mí no hay nada más patético que la ingenuidad forzada, ya sea en música o en cualquier otra cosa. – Ibon Errazkin

A (NTES) de Le Mans, Aventuras del Kirlian. ¿Cuál es la percepción historica de ustedes sobre el grupo?. ¿Cómo le ven hoy?

Estamos orgullosos de nuestro pasado. Grabamos un disco que todavía nos gusta en una época en la que las cosas estaban muy mal en España para los grupos como nosotros.

N (AIF): ¿Se puede pasar la vida siendo naif todo el tiempo?. ¿O llega el momento de crecer?

Para mí no hay nada más patético que la ingenuidad forzada, ya sea en música o en cualquier otra cosa. Pero en eso cada persona es distinta, hay gente que no crece nunca. Y cuando ya no eres naif, sólo te queda el valle de lágrimas (ejemplos: Adán y Eva, Elvis, Maradona, Le Mans, etc.)

S (ENTIMIENTOS): Independientemente de las letras del grupo, la musica de Le Mans siempre deja un sentimiento de anhelo y nostalgia. ¿Qué tan premeditado es esto a la hora de componer y arreglar la musica?

No nos sale de otra manera, y eso que lo hemos intentado. Yo no creo que la música sirva solamente para cantar las penas, pero tampoco sÈ hacerla con otro propósito (dejando aparte nuestros pálidos intentos de hacer discos de baile).

Muchas gracias, Ibon.

¡Muchas gracias a ti! Un saludo.

Entrevista publicada en el fanzine El Centro de La Rabia, en 1999.

Some HTML is OK